ONE&ONLY RESORTS – MAGNÍFICAS PROMOCIONES EN DUBAI Y MALDIVAS

ONE&ONLY RESORTS – MAGNÍFICAS PROMOCIONES EN DUBAI Y MALDIVAS

Para comenzar bien el año, en colaboración con el prestigioso grupo ONE&ONLY Resorts os acercamos en esta ocasión a tres de sus magníficos resorts con los que hemos lanzado estupendas promociones:

 S

 

One&Only Reethi Rah (Maldivas)

Uno de los resorts más atractivos de Maldivas, ofrece 128 impresionantes villas directamente en  la playa o sobre las turquesas aguas de una de lasSSmayores islas del atolón Malé Norte, La oferta gastronómica del resort es inabarcable: seis restaurantes y bares, desde el árabe Fanditha hasta el japonés Tapasake, además de su propia bodega, Epicure y ahora también su propia escuela de cocina. Su impresionante Spa ofrece todo tipo de tratamientos en un relajante entorno. Disponen de sus clubs infantiles KidsOnly y One Tribe, además de centro PADI de submarinismo y centro de actividades deportivas y excursiones.

Promoción Noches Gratis:
4 noches a precio de 3, o bien 7 a precio de 5 – Media Pensión gratuita – Traslados   en yate gratuitos.
Válido para estancias de 9 mayo a 22 julio y 28 agosto a 30 septiembre.

Promoción Reserva Anticipada:
 15% de descuento sobre la tarifa de alojamiento.
Válido para estancias de 10 enero a 10 febrero, 21febrero a 19 marzo y 10 abril a 8 mayo. Reserva hasta 15 enero (descuento ya aplicado)

Promoción Lunas de Miel:
Mini pastel de bodas y decoración especial de la cama la primera noche en el hotel –     Sesión de meSSSdia hora de fotos y una fotografía enmarcada – Batines bordados personalizados – Champán para dos en el bar Fanditha a la puesta de sol – Ritual de baño para dos – Estancias mínimas de siete noches, además, a elegir entre tratamiento de spa de 60min para dos o cena romántica.
Válido para estancias de mínimo cuatro noches antes de transcurrido un año de la fecha de la boda.

 One&Only Royal Mirage (Dubai)

Uno de los resorts con más solera y estilo en su propio kilómetro de playa privada de Dubai, Consta de tres propiedades distintas: The Palace, Arabian Court y Residence & Spa. El resSSSSSort ofrece ocho restaurantes y siete bares y clubs de diferentes estilos. Un espectacular Spa operado en colaboración con ESPA, que dispone de 12 salas de tratamiento, un hammam y un completo centro de fitness. Cuentan además de dos clubs infantiles KidsOnly, además de centro de actividades deportivas y excursiones.

Promoción Descuento sobre Tarifa: descuento del hasta el 40% sobre la tarifa de alojamiento en cualquiera de las tres propiedades, dependiendo de la temporada.. Consultar fecha límite de reserva anticipada según la temporada del año.

Promoción Media Pensión Gratuita: para estancias mínimas de una a cinco noches, dependiendo de la temporada del año. A disfrutar en cualquiera de los restaurantes del resort

Promoción Familias en Verano: 50% de descuento en la segunda habitación ocupada por hasta tres niños o jóvenes, en Media Pensión para toda la familia. Válido en Arabian Court Deluxe Room, para estancias mínimas de cinco noches de 4 junio a 30 septiembre, siempre que la reserva se efectúe antes de 31 marzo. Consultar condiciones

Promoción Aquaventure: una entrada gratuita por persona y estancia al espectacular parque acuático Aquaventure del hotel Atlantis The Palm Dubai.

*Promociones acumulables entre sí.

 One&Only The Palm (Dubai)

Posiblemente el resort más lujoso de cuantos han abierto sus puertas sobre la playa de Dubai, se ubica en uno de los extremos exteriores de la isla artificial The PaSSAlm Island. Con tan solo 90 impresionantes habitaciones y suites así como cuatro villas privadas en primera línea de playa, este es una auténtica joya en la hotelería dubaití. El resort pone a disposición de sus huéspedes los restaurants ZEST, STAY by Yannick Alléno y 101 Dining Lounge and Bar, todos bajo la supervisión del galardonado con estrellas Michelin chef Yannick Alléno. En su spa, Guerlain yOne&Only The Palm le invitan a disfrutar de un singular viaje por los sentidos dedicado a su belleza y bienestar.

Promoción Descuento sobre Tarifa: descuento de hasta el 40% sobre la tarifa de alojamiento. Consultar fecha límite de oferta y reserva anticipada según la temporada del año.

Promoción Media Pensión Gratuita: para estancias mínimas de una a cinco noches, dependiendo de la temporada del año. A disfrutar en cualquiera de los restaurantes del resort. Bebidas no incluidas.

Promoción Aquaventure: una entrada gratuita por persona y estancia al espectacular parque acuático Aquaventure del hotel Atlantis The Palm, Dubai.

 Autor: Southern Cross

Por qué viajamos?

 

Hay muchas razones para partir. El viaje nos fuerza a salir de la zona de confort, a desafiar nuestros límites y enfrentar esa delgada línea fatalmente atractiva entre lo conocido y desconocido. En el fondo, la vida misma. A veces partimos cansados de lo que nos rodea, esperando encontrar lo que buscamos en ese lugar desconocido, en esa cultura ajena a la nuestra. A todos nos fascina la idea del viaje. ¿A quién no? El tema es atreverse.porque viajamos

El poeta John Berryman alguna vez escribió: “Debemos viajar en la dirección de nuestro miedo”. Y eso hicieron por siglos los viajeros y exploradores, que corrían el riesgo de morir devorados por criaturas salvajes, enfermedades o caer de una montaña, buscando llenar los vacíos en los mapas y señalar nuevas tierras. Ahora viajamos para llenar esos vacíos que existen en nuestro propio mapa interior.

Pero hay algo que aparece sin previo aviso. Ese ímpetu descontrolado de descubrir cosas nuevas y arrojarse a lo desconocido, sea como sea. Y si ese mundo sin conocer es bueno o malo, ¡que importa! Una vez que ese impulso se manifiesta, ya estamos en un punto sin retorno. Un libro, una foto, una canción, una película, una persona, una historia, los maravillosos mapas… todo es posible para animarse a partir.

Ser quienes somos. Conocernos a nosotros mismos. Es lo que nos lleva a irnos a veces tan lejos y en repetidas ocasiones.

Creemos que si nos encontramos en otro ambiente, otro sistema, podremos adoptar finalmente la forma que nos acomoda y ser libres. Pero después de un tiempo todo comienza a hacerse cotidiano otra vez, aunque nos encontremos a diez mil kilómetros de distancia. Y ahí es cuando nos damos cuenta de que no importa la forma del envase que nos contiene, ya que adoptaremos siempre la misma forma en su interior.

Ser quienes somos. Conocernos a nosotros mismos. Es lo que nos lleva a irnos a veces tan lejos y en repetidas ocasiones, porque el viaje nos da la sensación de estar viviendo las cosas por primera vez. Ver las cosas en su esencia, como niños. Sentimos que tenemos una nueva oportunidad de ser nosotros mismos. De comenzar de cero. De ser.

Pero volvemos. ¿Y por qué lo hacemos? Porque ese lugar que dejamos nos comienza a generar la misma curiosidad que nos provoca el resto de mundo. Pensamos que es diferente, que las cosas han cambiado. Todo cuanto nos rodeaba lo sentimos a la distancia extraño, desconocido, incluso atractivo. Regresamos y, de alguna manera irracional y sin sentido alguno, tratamos de entrar en ese mundo del cual no nos sentíamos parte. Una locura.

Quizás mis padres, quienes fomentaron el descubrir y viajar, nunca pensaron que llegaría a tales extremos. En la adolescencia pensaban que pararía cuando fuera adulta. Ahora que lo soy, pensaron que cesaría al tener mi casa. Ahora existe la esperanza de que los hijos curen esa fiebre, y si no es así serán las incapacidades físicas de la vejez las que hagan ese trabajo. Sin embargo, nada ha funcionado y probablemente continúe así en el futuro. No hay cura. Es un estado mental. Aquí o allá, qué mas da.

Texto de: Javiera Martinez
MOLËCULA

 

¿Verdad que es horrible que se te bajen los calcetines?

A quién noMONTAJE PIE ASIER SUESCUN le incomoda que el tejido de atrás de unas zapatillas le roce con esa parte del pie, comenzando ya la pierna, que sube del talón… Con el tendón de Aquiles, ¿no?

Ese momento en el que el calcetín queda flojo debido, quizá, a que se haya deshilachado la gomilla que lo sujetaba al gemelo derecho, o izquierdo, dejando así de ejercer su función y haciéndote cojear buscando un apoyo para sentarte.

 ¿Verdad que no hay como buscar excusas para dejar de andar? ¡Olvídate de tontadas! ¡Descálzate y vuelve a ponerte en pie!

 Deja de esperar a que pase la lluvia para salir a correr porque puede que cuando ya lleves un rato de trote no te importe mojarte. No te levantes tan rápido de la sobremesa con tus amigos, sufriendo porque mañana tendrás sueño en la oficina. Son más importantes tus risas de esa noche que las que obtiene el jefe con tu trabajo. No busques más artículos motivadores, como este, en los que ni el propio autor se aplica el cuento de lo que escribe. Elige mantener los ojos abiertos antes que echarte una siesta. Vive, ya dormirás.

 Y viaja. Sal. Ve hasta la esquina a comprar el pan. Cuando ya estés en casa de nuevo no te preocupes por haber olvidado comprar leche, ponte la chaqueta y vuelve a salir a la calle. Ve a pasar el fin de semana por ahí. Coge un avión y no regreses hasta que no hayas pasado 6 meses viendo mundo. Recuerda que un lugar no será el mismo en cada ocasión que vayas, quizá unas personas sustituyan a otras y el momento en sus vidas y en la tuya seguramente sea diferente. Por eso, si te gustó ese sitio, ve de nuevo tantas veces como quieras, nunca trates de volver, solo ve otra vez.

 La vida que vives es tuya. Te la dieron a ti. Sueña. Luego piensa. ¿Te hace sonreír?
¡Pues dale! Viaja, anda, corre, triunfa. ¿Recuerdas el calcetín? ¿Ya se te había olvidado?

 Que ni siquiera el roce en un tendón se convierta en tu Talón de Aquiles.

 [Autor: Asier Suescun]

¿Que tal en Gambia?

Gambia - cedida por Asier SuescunHoy, alguien quien de viajes sabe un rato, me leía algo que decía que la mente y el cuerpo no viajan a la misma velocidad, que el cuerpo puede recorrer miles de kilómetros en pocas horas, pero la mente tarda tres días en aterrizar. Antes ha de pasar la frontera de la noche y del día hasta que se dé cuenta de dónde está y, entonces, justo entonces, será el momento de saltar, de dar un salto que sirva para recibir a la mente y mostrarle a dónde acaba de llegar.

Historias, personas, paisajes que salen al paso y entonces pones por un momento el piloto automático en tu cuerpo y sacas tu mente a mirar, te miras desde fuera y comprendes, mejor dicho tratas de hacerlo, lo curioso y diferente que es todo lo que te rodea en ese momento. Cómo has llegado hasta allí, cómo podías haberte imaginado que algún día estarías viviendo algo así, en un lugar tan lejos de cualquier lugar y con esa gente que hasta ahora no existía y que puede que solo juegue ese pequeño papel en tu vida. Este paseo de la mente tampoco es bueno hacerlo durar demasiado, ciérralo con una sonrisa, con un brindis de cervezas, con un… con un salto, busca tu salto, acompaña a la mente de vuelta al cuerpo y disfruta, vive, sobre todo, vive el momento.

¡Y saca muchas fotos! Simplemente mira, mira bien y pestañea, estás ahí. Estás ahí ahora, esa es la foto, vívela con los ojos y recuérdala para siempre. Cuando vuelvas explícala y puede que la sonrisa que te salga al hablar de aquello diga mucho más que un pendrive cargado de gigas.
Acabo de llegar, mi cuerpo llegó el domingo y, después de una semana aterrizó mi mente. La vuelta, a veces, es más lenta y más dura que la ida, tanto trabajo para comprender tan insólitas situaciones, tantas experiencias vividas, tantas vueltas a la cabeza para ni siquiera entender por qué unos tenemos tanto y otros tienen tan poco.
[Autor: Asier Suescún]

Uyuni : El desierto de sal

salar de UYUNI  El día comenzó muy temprano, a las 5 am me recogían para ir hacia el aeropuerto de El Alto en La Paz y después de tan sólo una hora de vuelo llegamos a la ciudad de Uyuni, ubicada al Sur de Bolivia a 3680 msnm.

Al salir del aeropuerto de Uyuni la sensación es otra, un sol penetrante y un desierto alrededor lo es todo.
La primera parada es el Cementerio de Trenes a tan sólo 5 minutos del aeropuerto donde se encuentran varios trenes abandonados desde principios del siglo XX debido a la crisis minera y política.
A pocos minutos se encuentra el pueblo de Uyuni, sus pequeñas calles pintorescas pobladas de turistas nos indican la cercanía al salar.

Continuamos el viaje y 30 minusalar de Uyunitos después llegamos al pueblo de Colchani ubicado a orillas del salar. La primera impresión es que es de un lugar abandonado con calles vacías y sin ningún movimiento alrededor, pero la realidad es que el poblado tiene la intensa actividad de extracción de sal con procesos rudimentarios y manuales para preservar la importancia del lugar.

Y a tan sólo unos pocos pasos, al fin, llegamos al Salar de Uyuni … simplemente indescriptible.
Es el salar visible más grande del mundo con 12 000 Km2 de superficie, una de las mayores reservas de litio en el mundo y un lugar que alberga una extraordinaria belleza por el impresionante terreno de sal que parece no tuviera fin.  El lugar nos invita a olvidarnos del mundo que nos rodea, y congelar nuestra mirada en lo blanco del suelo y en lo celeste del maravilloso cielo despejado.

A bordo de una camioneta 4×4 empezamos el recorrido ingresando cada vez más y más al salar, de pronto paramos unos minutos y el silencio fue la mejor sensación del viaje, rodeada por miles de kilómetros de sal … nuevamente indescriptible. A los alrededores se ven algunas montañas pero no sabemos si es Sur, Norte, Este u Oeste, la única forma de ubicarnos fue con el GPS de la camioneta.
Continuamos el recorrido y visitamos el Volcán Tunupa que alberga una combinación de paisajes impresionantes, sal, rocas, vegetación, flamingos en un lago pequeño, llamas y alpacas paseando por la orilla de la isla.
Exactamente en el medio del desierto de sal encontramos la Isla Incahuasi más conocida como Isla Pescado. En ella podemos encontrar un restaurante con mesas de sal. La isla está poblada por numerosos cactus gigantes de hasta 10 mts de altura y desde la cima de la isla se puede contemplar el gran paisaje de sal.
Terminado nuestro recorrido por el salar, nos dirigimos a nuestro hotel. Una experiencia totalmente diferente es el dormir en un hotel de sal … paredes, pisos, cama, mesas, sillas, todo es sal! Y para terminar bien el día, desde la terraza del hotel vimos una espectacular puesta de sol sobre el Salar de Uyuni. Los rayos del sol forman un extraño reflejo en el cielo de luces de diversos colores : naranja, amarillo, verde, turquesa, fucsia, rojo, etc … la mejor manera de terminar el día.
A las 5.45 am del día siguiente, con una temperatura de -2º C, estaba sentada en la terraza del hotel lista para ver el amanecer en el salar, nuevamente sin palabras! Un rayo horizontal de luz celeste casi fosforescente nos avisaba que el sol estaba por salir, a los pocos minutos la luz celeste se volvió amarilla, pero lo sorprendente era que la parte inferior y superior del cielo aún estaba oscura por lo que parecía un eclipse solar.

Me despedí de Uyuni con un sol gigante que iluminaba el salar y el desierto que lo rodea. Definitivamente una experiencia inolvidable.

[Autora: Natalia León de Colturperu]

Imponente arquitectura en medio de una majestuosa vegetación

PerúHace unas semanas, descubrí que muchos caminos conducen a Chachapoyas. Además de la ruta más conocida: Chiclayo / Chachapoyas vía Pedro Ruiz; es posible también llegar por Tarapoto. Esta vez tomamos un vuelo desde Lima, y luego de 1 hora de recorrido llegamos a la ciudad de Tarapoto, desde donde partimos hacia Moyobamba, fueron 4 horas de camino, siendo testigos de un paisaje inolvidable y armonioso.

Fue necesario pasar la noche y recobrar energías en Moyobamba, ya que el camino a Chachapoyas, nos tomaría 7 horas. Al día siguiente, muy temprano por la mañana, regresamos a la ruta para dirigirnos a Chachapoyas. Nuestra visita no pudo tener un mejor inicio, la catarata de Gocta nos recibió imponente, con sus dos caídas de agua, Gocta es reconocida mundialmente como la tercera catarata de mayor altura, y no es posible llegar hasta la misma base de la caída ya que la fuerza del agua no lo permite.

Pasamos la noche en Gocta Lodge
estratégicamente Perúubicado frente a la catarata, con una vista impresionante, este hotel es sin duda una de las mejores opciones para pernoctar. Al día siguiente conoceríamos Kuelap, majestuosa obra arquitectónica de los Chachapoyas; luego de 3 horas de viaje desde Gocta pudimos apreciar esta impresionante construcción de piedras de distintos tamaños, todo esto sobre un territorio inhóspito; muchas preguntas pasaban por mi cabeza y a la vez trataba de imaginar cómo los antiguos pobladores lograron crear estas estructuras en la cima de una montaña, a casi 3000 metros sobre el nivel del mar.

Los restos arquitectónPerúicos, los tallados en rocas y demás vestigios nos demuestran la importancia que tuvo este lugar. Algunos autores coinciden que por la estructura fue una fortaleza militar, otros afirman que fue un centro de administración de productos alimenticios y de culto. También se cree que simplemente fue una ciudad fortificada. En suma hay varias teorías e hipótesis.
00El recorrido duró cerca de 3 horas, el clima es variable, con mucho viento y lluvias esporádicas en cualquier época del año.

Sin duda fue una experiencia enriquecedora, conocer más sobre nuestro pasado, disfrutar de la naturaleza pura, compartir con los pobladores hicieron de este un viaje inolvidable.

[Autor: Miguel Suarez de Colturperú]

Así me enamoré del desierto del Sáhara

Amanecer_Gran_Duna

Existen lugares inspiradores, cálidos; sitios en los que sientes un deseo irrefrenable de quedarte para siempre y otros a los que no volverías; ciudades que te atrapan y otras que te rechazan, pero hay una clase de lugares únicos: aquellos que te cambian para siempre.
Te van seduciendo poco a poco, sin que apenas te des cuenta. Y siempre ocurre por casualidad. Uno sigue caminando, absorbiendo los aromas, los sabores, intenta pasar desapercibido, sin ser consciente de que es un esfuerzo en vano. Sin permiso, de puntillas, van conquistando el alma. Uno lo niega e intenta aferrarse a una realidad, que en esos momentos ya se encuentra distorsionada. De repente una palabra, un gesto o una mirada ilumina un pensamiento hasta entonces gris y etéreo.
Por mucho que intenté resistirme, así fue cómo me enamoré del desierto del Sáhara. Todo sucedió un día de agosto, poco a poco, de la misma forma en la que suceden las cosas importantes de la vida.
Había sido un día duro, en el que él y yo tanteamos nuestras intenciones. Él dio el primer paso: me regaló un maravilloso atardecer, recorriendo las dunas encima de un camello, con el único amparo de una gran luna llena y unos compañeros de viaje únicos.
Yo intenté resistirme, pero me invadió una tristeza que hasta entonces desconocía. Así que, ingenua de mí, me dejé llevar, pensando que no sería capaz de ir más allá, sin ser consciente de que su atrevimiento no conoce límites. El desierto aprovechó mi debilidad para desplegar sus mejores armas y seducirme con un silencio ensordecedor, el tacto de su fina arena y un horizonte infinito. En ese momento los miedos me abandonaron y me embargó la magia de una increíble luna llena.
Convencida de la importancia de este momento, no dudé ni un segundo cuando me propusieron subir de madrugada y dormir en la Gran Duna. Ahora o nunca. Jamás olvidaré la sensación de descalzarme y pisar una arena fría y cálida al mismo tiempo. Ni tampoco el momento en el que cerré los ojos y me dormí bajo el abrigo de una increíble noche estrellada. Ni mucho menos cuando me desperté, todavía de noche, con la luna escondiéndose a mis espaldas y el sol apareciendo tímidamente ante mis ojos.

 Me rendí. Ya no pude hacer nada más que sentarme y disfrutar de un amanecer inolvidable.

[Autora: Almudena Castro]